top of page
  • Foto del escritorsee574

No el rey que queríamos, sino el que necesitábamos.

Hno, Eddy Gil



Hay un tono que marca toda esta escena de la Entrada Triunfal de Jesús, y es precisamente su compostura.


Jesus no fue conmovido por el entusiasmo de las personas, sino por realidad espiritual de las personas.


Jesús no vino con espada para juzgar nuestros pecados, sino con mantos y toallas para curar nuestras heridas. Necesitamos un Rey lo suficientemente compasivo para encontrarnos justo donde estamos, y suficientemente amoroso para no dejarnos ahi donde estamos

13 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page